Renovacion de nuestro voto concepcionista

 

images6EB2SEJA

 

 

 

El pasado día 8 de diciembre en nuestra parroquia de San Andres apóstol de Valladolid, renovamos los cofrades de nuestra penitencial Santo Cristo del Despojo, Virgen de la Amargura y Cristo Camino del Calvario, el voto concepcionista.

 

 

En el nombre de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo; en el de Dios Hijo

hecho Hombre, nuestro Redentor y Señor Jesucristo, a quien adoramos real y verdaderamente

presente en el Augusto Sacramento de la Eucaristía; en presencia de todos los circunstantes

que nos escuchan y a la faz de todo el mundo.

Nosotros, el Presidente, Órgano Ejecutivo, Junta de Gobierno y hermanos de la

Cofradía Penitencial del Santísimo Cristo Despojado, Cristo Camino del Calvario y Nuestra

Señora de la Amargura, como sucesores de aquellos jocistas que se obligaron con voto

y juramento a creer, confesar y defender que la Santísima Virgen Madre de Dios, por un

privilegio especial del Altísimo, atendiendo a los méritos previstos de su Hijo Nuestro Señor

Jesucristo, fue preservada de la culpa original que todos contraemos al nacer.

Declaramos que como católicos, apostólicos y romanos creemos en todos los misterios

que Nuestra Madre la Iglesia nos propone, muy especialmente en este de la Inmaculada

Concepción de la Santísima Virgen María, y lo realizamos en esta nuestra Sede Canónica, la

Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol de Valladolid, ante los ojos de la primera persona que

defendió la Inmaculada Concepción de Nuestra Señora, el Apóstol San Andrés.

Y para que no se pierda, si no se aumente y propague el afecto y devoción entre los

presentes y nuestros sucesores a tan augusto Misterio, acordamos hacer todos los años el

Viernes de Dolores, día dedicado especialmente a Nuestra Madre, esta pública y solemne

manifestación.

Hacemos asimismo solemne voto y juramento de creer, confesar y defender hasta la

muerte los misterios de la Mediación Universal de la Santísima Virgen en la dispensación de

todas las gracias, y de su Realeza Universal como Madre de Dios y Corredentora del género

humano, renovando la consagración solemne de esta Penitencial al Corazón Inmaculado de la

Virgen Purísima, en perpetua y total entrega de amorosa y filial servidumbre.

¡Oh, Benignísima Señora y Madre nuestra Dulcísima! Admitid esta protestación de

nuestra fe, juntamente con nuestros votos y juramentos y con la consagración perpetua, como

muestra del filial amor que os profesamos, y en retorno conseguid que cubiertos con el manto

de vuestra protección, a la sombra del árbol santo de la Cruz, participemos de sus frutos en la

Tierra recibiendo abundantes gracias para ejercitar las virtudes, y después por medio de ellas,

subamos a la gloria para unirnos con Vos para siempre y juntos ver a Dios, amarle, gozarle y

alabarle por toda la eternidad. Amén.

Hermanos Cofrades de esta Penitencial del Santísimo Cristo Despojado, Cristo

Camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura,

¿Creéis en la Inmaculada Concepción de Nuestra Santa Madre? (Si creemos)

¿Prometéis defender el misterio de la Inmaculada Concepción de la santísima Virgen?

(Si prometemos)

Si así fuere, que María Inmaculada, en el misterio de la Amargura a los pies de la

Cruz os lo premie, y si no que ella os lo demande.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s