El tren de la Vida

Salir de casa y tener esa sensación de que esta si es mi casa, de dejar un hogar para ir a otro.

A través del cristal mientras voy en el tren un sol radiante que llena mi corazón y hace que se

me escape una lagrima diciendo , gracias.

Gracias por las imágenes que puede captar mi retina y guardo en mi corazón, momentos.

Gracias por los hermanos y personas que pones en mi camino y sin saberlo haces que poco a poco

los vaya conociendo y queriendo cada vez más.

Gracias por acogerme, por hacerme sentir tu amor en estos gestos.

Gracias por estar siempre a mi lado.

el tren de la vida

Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá.

Jesús dijo a sus discípulos:
“Supongamos que alguno de ustedes tiene un amigo y recurre a él a medianoche, para decirle: ‘Amigo, préstame tres panes,
porque uno de mis amigos llegó de viaje y no tengo nada que ofrecerle’,
y desde adentro él le responde: ‘No me fastidies; ahora la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme para dártelos’.
Yo les aseguro que aunque él no se levante para dárselos por ser su amigo, se levantará al menos a causa de su insistencia y le dará todo lo necesario.
También les aseguro: pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá.
Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.

pedid

¿Hay entre ustedes algún padre que da a su hijo una piedra cuando le pide pan? ¿Y si le pide un pescado, le dará en su lugar una serpiente?
¿Y si le pide un huevo, le dará un escorpión?
Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquellos que se lo pidan!”.

Buen Viaje…

Y es que hay veces en la vida que es complicado decirle a alguien hasta luego,

siempre he pensado que un hasta luego es mejor que un solo adiós.

Es como mantener un hilo vivo, aunque sea en el recuerdo, es como

decir ¡eh! pronto nos veremos, espérame.

buenviaje

Volverán a ti, las palabras, los paseos, las miradas…

Volverán a ti los sentimientos, las riñas , los abrazos…

Volverán y volverán , pasaran los días, los meses…

será la única forma de mantener ese fuego vivo

que a veces uno piensa que se ha apagado pero no ,

sigue ahí , esta tranquilo para que en los momentos más bajos se reavive

y vuelva a arder la llama dentro de tu corazón.

Recordando.

Te deseo buen amigo que estés donde siempre soñamos estar,

en tranquilidad y en la gloria.

Buen Viaje y Hasta Pronto.

La calle del Agua… (Villafranca del Bierzo)

calle del agua

Dormida, sombría

cuantas veces pasee por tus piedras

cuantas veces contemple tus  escudos

familias que dejaron atrás su legado

piedras que hablan ellas mismas

sobre lo que allí un día paso.

Calle del agua

camino de andantes

peregrinos que siguen su senda

amigos del buen vino

navegantes de momentos

que graban en sus retinas

olores

silencios

tranquilidad

Calle del Agua, ya nos queda menos

llegamos a ti desde Ponferrada y seguimos

adentrándonos en quien sabrá el que

siguiendo esas flechas amarillas que

conducen nuestro camino

gracias por dejarnos pasear por tus sombras

 En el verano caluroso

se siente el frescor de esta calle silenciosa

calle de siesta de recogimiento

Calle del Agua

hasta cuando entonces…

Sueños…

dream

Solamente eso, sueños

que quizás nunca se cumplan

pero que hacen que dentro de nosotros

siga habiendo esa esperanza

de que algún día

todo pueda ser normal

que todos seamos iguales

todos amigos o hermanos

como quieras llamarlo.

Empieza a construir desde hoy

ese pedacito de sueño

para que entre todos

lleguemos a una paz mundial.

Sueños , quien sabe

hagamoslo.

Y es que hay veces que nuestro angel esta más cerca de lo que nosotros pensamos…

Ángel Santo, amado de Dios, que después de haberme tomado, por disposición divina, bajo tu bienaventurada guarda, jamás cesas de defenderme, de iluminarme y de dirigirme: yo te venero como a protector, te amo como a custodio; me someto a tu dirección y me entrego todo a ti, para ser gobernado por ti. Te ruego, por lo tanto, y por amor a Jesucristo te suplico, que cuando sea ingrato para ti y obstinadamente sordo a tus inspiraciones, no quieras, a pesar de esto, abandonarme; antes al contrario, ponme pronto en el recto camino, si me he desviado de él; enséñame, si soy ignorante; levántame, si he caído; sosténme, si estoy en peligro y condúceme al cielo para poseer en él una felicidad eterna. Amén.

ANGEL