Seamos…

Seamos sal, seamos luz
pero sobre todo seamos.
Seamos bastón
para aquel que no puede andar solo,
seamos venda
que cure aquella herida que no deja de sangrar.
Seamos lagrima
que sale en un momento de risa
de aquel ojo que parecía seco y cansado.
Seamos personas
que con corazón llegan a todos
sin condiciones sin contraindicaciones y con las manos llenas
de palabras que necesitan oirse
seamos sensibles
comprensivos
amigos
amantes de la vida que nos rodea…
Seamos ese brillo que deja una estrella cuando pasa
luz como el faro que aunque da vueltas
siempre lleva a buen puerto a sus barcos.
Sal que de sabor a la vida
que de alegría de vivirla.
Pero sobre todo se TU
y no otro porque no tendrás luz que ver
ni sal que saborear.
Amar amor amigo, pues todo lo que por amor amamos
servir servimos
y vivir vivimos.

AMEN.

José María Morillo.

Anuncios