Hay que trabajar la viña del señor…

 

Muchas veces pasan los días tan deprisa que no nos damos cuenta de lo que hacemos

muchas veces nos piden algo EXCEPCIONAL y por falta de tiempo decimos un NO rotundo,

a veces es bueno decir NO y repartir nuestro tiempo en tareas que podamos realizar, llegando al final del día agradeciendo el tiempo compartido y el trabajo realizado.

Pero otras veces ese NO que decimos al hermano enciende una llama en nuestro corazón una llama de compromiso, de comunidad de compartir y nos lanzamos a ayudar a ese hermano sin preocuparnos perder ese tiempo, sin intenciones de ganar medallas o simplemente un Gracias , que muchas veces llena nuestro corazón.

 

Hagamos las cosas desde el corazón y recapacitemos a tiempo. No sea que nos pida algo más y por estar pendiente de otras cosas no le atendamos a su debido tiempo.

 

13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s